El aceite para motor moderno posee cualidades que le permiten mantener sus propiedades lubricantes a altas temperaturas y, al mismo tiempo, seguir siendo fluido a bajas temperaturas. El aceite 10W40 protegerá a tu motor en climas que excedan una temperatura de 38º C y será los bastante fluido como arrancar el motor incluso a una temperatura de -30º C.