Aceite lubricante multigrado con base mineral desarrollado para motores diésel de inyección directa, aunque también es perfectamente válido en los alimentados por inyección indirecta.

Evita la formación de depósitos en el turbocompresor, favorece el arranque en frío y protege contra el desgaste los componentes internos del motor cuando trabaja a altas temperaturas.